13 de octubre de 2016

La ofrenda de frutos y el manto que le compusieron ayer a la Virgen hablan de lo que las personas pueden conseguir cuando se juntan. Esa unión es la que la ONU postula en este Día Internacional contra los Desastres, materiales, se sobreentiende. Pero ¿qué hay de los inmateriales?,¿de las criaturas indefensas ante el acoso en los colegios o de quienes padecen un mal terminal y mueren en atroz agonía porque no hay recursos para atenderlos? ¡Ah, eso es cosa de otros! Y, mientras creemos lavarnos las manos, admiramos y aupamos a quienes medran a costa de otros.