24 de octubre de 2017

En las noticias, a las deficiencias del transporte público o las averías se pega, otra vez, lo de Cataluña que, porfiado por los medios, cansa o angustia y evoca en las personas mayores tiempos que no quisieran recordar y menos revivir. A una le dan ganas de embarcarse en uno de los vuelos semanales recién estrenados a la isla africana de Santa Helena. Y una fantasea que otros hicieran algo parecido y se imagina un país vaciado... A ver qué hacían entonces esos a los que elegimos para que gestionasen nuestra cosa pública y que ahora no hacen más que quitarnos el sueño y estresarnos.