8 de diciembre de 2015

Era un 8 de diciembre, del año 1497, cuando el portugués Bartolomeu Diez anclaba en un puerto que hoy se conoce como Walvis Bay, en Namibia, y al que Diez llamó Santa María de la Concepción. La fiesta religiosa homónima, siglos después, se mezcla en nuestro calendario con una conmemoración política para regalarnos unos días de pretendido asueto. Sin embargo, resulta difícil abandonarse a la holganza en medio de una campaña electoral que ya no puede vivirse con tedio a la luz de los resultados de los comicios en Francia.