¿Qué África?

El África que yo conozco apenas se parece a la que me describen. El África que yo he visto no sale en los periódicos y nadie habla de ella. El África que me cobijó durante años dicen que no existe, pero la he respirado.

Del África que me ha prendido, no niego sus debilidades, sus miserias, sus torpezas; ni niego la crueldad y el sinsentido de sus guerras. Pero sin negarlo, me falta en lo que me cuentan todo aquello que le da vida.

Me faltan las personas que, conscientes de su dignidad, restauran la confortante cotidianidad en medio de los desastres; no encuentro a quienes cuidan de sus próximos y prójimos, a quienes conocen el valor de la justicia, del arrepentimiento, del perdón; ni veo en las imágenes truculentas de sangre y penuria a quienes velan por todo lo que vive.

El África que he vivido no es el paraíso, pero en ella habitan gentes que han encaminado su rumbo hacia él, gentes que no trafican con el tiempo: que lo construyen para engendrar esa vida que se niega.

 

Original publicado en ¿Y el Sur? Boletín informativo de Acción Solidaria Aragonesa, nº 43, junio, 1999, bajo el pseudónimo de Daifa Mareta.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Comments are closed.