Artemisa, Madagascar y Hesperia

El día 20 del pasado mes de abril, el gobierno de Madagascar anunciaba el lanzamiento de Covid-Organics, «un remedio tradicional mejorado para prevenir y curar los síntomas del coronavirus», obsérvese que dice ‘síntomas’. El lanzamiento se presentaba como la fase inicial de un proceso de investigación cuyo objetivo es elaborar «un protocolo de tratamiento curativo más avanzado».

Unos días después, la Oficina Regional para África de la Organización Mundial de la Salud publicaba una noticia titulada «La OMS apoya la medicina tradicional probada científicamente» en la que reconocía los beneficios ancestrales de la medicina tradicional africana y, haciendo referencia al principal componente de Covid-Organics, decía: «Plantas medicinales como la Artemisa annua se están teniendo en cuenta como posibles tratamientos de la COVID-19 y deberían analizarse su eficacia y sus efectos secundarios adversos».

Ese mismo 4 de mayo, en una nota del prensa emitida por la organización que aúna a los países de África podía leerse: «COVID19: la Unión Africana entabla conversaciones con Madagascar acerca de un remedio herbario».

La noticia ha ido difundiéndose y, en algunos casos, desvirtuándose, de modo que los titulares objetivos y neutrales de los primeros días en algunos medios han dado paso a otros cargados de prejuicios en otros.

Así, el 14 de abril, Ultima Hora anunciaba «Madagascar tiene en fase de ensayo clínico un remedio medicinal local»,  y el 20 de abril,  El Correo de Andalucía, se hacía eco de unas líneas publicadas por el mismo Andry Rajoelina en Twitter el 19 de abril:  «El presidente de Madagascar anuncia un “remedio tradicional” contra el coronavirus».

Apenas quince días después, se pueden leer titulares como «Madagascar afirma tener una (inverosímil) cura para el Covid-19: un té de hierbas», publicado en Catalunya Press o «Madagascar exporta una falsa cura natural del coronavirus», aparecido en ara.cat. Un mes después, varios diarios —ABC, Okdiario— titulan: «Madagascar comercializa una supuesta cura para el COVID-19 desoyendo a la OMS» o «Madagascar pone a la venta una supuesta cura para el coronavirus». Sin lugar a dudas, el análisis de estos rótulos haría las delicias de cualquier semiólogo; considérense, por ejemplo, las expresiones ‘una (inverosímil) cura’, ‘una falsa cura’, ‘una supuesta cura’.

Por su parte, el titular de La Vanguardia «La artemisa, el ‘secreto’ de Madagascar para vencer al coronavirus que preocupa a la OMS», publicado el 9 de mayo, parecería más ecuánime, pero la escueta nota que lo sigue confunde, de nuevo, la cura de los síntomas y la de la enfermedad y termina afirmando que la OMS considera ‘peligroso’ que se distribuya el compuesto porque no ha sido testeado.

Un ejemplo de lo contrario se puede leer en el artículo publicado por El País el pasado 6 de mayo, cuyo titular, «El falso remedio milagroso contra la covid-19 que se extiende por África», resulta tan descalificador como ambiguo —¿qué se extiende por África la covid-19 o el remedio?— y va seguido de unas líneas que parecen contradecirlo. El texto recoge las recomendaciones de varios científicos de seguir investigando, dado que la Artemisa annua, uno de los principales ingredientes de la infusión, también se utiliza, combinada con otros medicamentos, en el tratamiento del paludismo. Y es precisamente el tratamiento de la malaria una de las líneas de investigación y de tratamiento experimental que se está siguiendo para curar, en principio, los síntomas de la enfermedad que nos ocupa.

A tenor de lo anterior, se diría que en algunos medios españoles, cuando se habla de África, falta sutileza y sobra soberbia.

 

Para ampliar detalles, v. fuentes:

«Lancement officiel du Covid-Organics: remède traditionnel amélioré aux vertus curatives et préventives des symptômes du coronavirus. Comunique», Presidence de la Republique. Repoblican’i Madagasikara, 20 de abril de 2020.

«WHO supports scientifically-proven traditional medicine», WHO Africa, WHO, 4 de mayo de 2020.

«COVID19: African Union in Discussions with Madagascar over herbal remedy», African Union, 4 de mayo de 2020.

«Madagascar tiene en fase de ensayo clínico un remedio medicinal local», Ultima Hora Noticias, 14 de abril de 2020.

«El presidente de Madagascar anuncia un “remedio tradicional” contra el coronavirus», El Correo de Andalucía, 20 de abril de 2020.

José Naranjo, «El falso remedio milagroso contra la covid-19 que se extiende por África», El País, 6 de mayo de 2020.

«COVID 19 candidate treatments», WHO R & D Blueprint COVID-19 Experimental Treatments, WHO, 28 de abril de 2020.

…y además:

«Coronavirus Disease 2019 (COVID-19)», Africa Centres for Disease Control and Prevention (Africa CDC)

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail